Preparando la retirada

Ya sabemos que el fútbol es una gratificante forma de vida, pero una vida efímera porque se pasa volando. Y cuando uno deja de ser estrella, tiene que aprender a brillar sin serlo. Resulta prioritario preparar el futuro, un futuro ya sin balón. No queda otra que prepararse para cuando el futbolista se convierta en ex futbolista.